Publicaciones

Noticias, Eventos, Consejos y más...

Informa y contribuye

  • 1
  • 2
  • 3

TOMÁS CASTELAZO

Cita: “Soy de los que cree que como miembros de una sociedad y sobre todos si vivimos en una situación privilegiada estamos obligados a contribuir con ella a través de compartir nuestro talento para el mejoramiento del entorno. El arte es una oportunidad de aligerar la carga de lo cotidiano, de llevar alegría, de promover la conciencia acerca de nuestra realidad”, Tomás Castelazo.
Cita: “El propósito de la vida no es llegar a ningún lado, el único destino conocido inescapable de todo mundo es la muerte, pero es lo que hacemos entre ahorita y el día que nos vayamos al hoyo, lo que hace que la vida sea disfrutable. Para mí, la fotografía ha sido una acompañante de mi camino, me ha abierto muchas puertas, he podido participar en la vida cultural de la sociedad, he conocido a muchas personas y he contribuido a concientizar a la gente de mi entorno, en algunas problemáticas sociales y eso me ha llenado de satisfacciones”.
Cita: “El chiste es poner nuestro talento al servicio de la humanidad, no sólo a la satisfacción de nuestras necesidades físicas o emocionales”.
Cita: “En la obra de Tomás, desde o más sublime, hasta lo más sencillo, coexisten anclados en la verdad, en la belleza escondida tras lo cotidiano. Un creador cuya visión nos abre una puerta, una rendija, a la belleza, tan ignorada en nuestra prisa por llegar…
La obra de Tomás es lírica en la belleza de lo constante, de lo extraordinario y lo cotidiano, poética en su sencillez y honestidad. Nada es pretencioso o rebuscado, nada es posado o intelectualizado, y si a veces pareciera imposible, es su ojo certero que lo hace posible y que lo pone a nuestro alcance”, Berta Armas Latorre, curadora.

National Geographic, Universidad Harvard, Universidad de California, Revista Forbes, libros de texto México y el extranjero, han publicado imágenes de Tomás Castelazo.
Es una persona bastante observadora y más que sensible, se considera alguien con conciencia del entorno social, porque en su trabajo refleja compromiso y pasión.
Desde los 14 años trae consigo una cámara, aunque a los 28 años fue cuando tomó en serio esta actividad y es que ser fotógrafo le viene por una inquietud innata y debido a su formación intelectual, pues es sociólogo.
El fotógrafo documental participa de forma activa en Wikipedia, desde el 2006, y a través de su lente registra observaciones de tipo político, ecológico, estético y social – como la migración-, pero también los pequeños detalles de la vida, lo chusco e importante. Sus imágenes no son necesariamente para criticar sino para dar a conocer lo bueno.
Tomás fue fundador del Taller de Fotografía de la Universidad Autónoma de Baja California en Ensenada y catedrático de la CETYS Universidad Campus Ensenada por 20 años.
Mediante su trabajo busca informar y contribuir con la sociedad, porque la fotografía no deja de ser un lenguaje y como tal puede constituir un discurso.
Carmen Baumann mencionó que en las fotografías de Tomás, se pueden ver a personajes de la calle con mentes extraviadas, concertistas de arrabal, comerciantes de cuerpos, etc.
Le gusta capturar el ingenio de la gente por mejorar estéticamente su entorno, sin juzgar, sobre todo en las calles de lugares marginados o macetas hechas con latas de chiles que abundan en los panteones populares.
Ha participado en numerosas exposiciones individuales y colectivas, también ha fundado varios grupos importantes como Nómada Colectivo Fotográfico en conjunto con su amiga María Bulle y comenzaron a documentar la vida actual de la comunidad, las fiestas populares, arquitectura y tradiciones y esto se convirtió en un semillero de fotógrafos.
La cámara, sólo un medio
Comentó que todo quehacer está construido sobre conocimientos y experiencias previas, la técnica es indispensable, pues es como la gramática al lenguaje, porque le da coherencia, claridad, nitidez y orden.
“Lo que uno hace es la expresión o manifestación de conocimientos adquiridos y también cada uno va abriendo caminos. El ojo tiene que ver con la sensibilidad que viene a partir del conocimiento del entorno que se está fotografiando y también por cuestiones meramente gráficas que tiene que ver con la técnica”.
En ese sentido la fotografía llama la atención de mucha gente, pero ahora muchos fotógrafos operan a partir de la comodidad tecnológica que antes no tenían, “antes no había una retroalimentación inmediata de lo que se hacía, por lo tanto, uno tenía que disparar con más certeza. Los fotógrafos de antes eran mucho más técnicos y el trabajo era más una manifestación de un talento, de una disciplina”.
Aunque él dejo lo análogo hace tiempo, considera que el fotógrafo digital moderno no tiene la mínima idea de lo que es generar desde el principio un buen archivo que requiere poca manipulación digital, y los considera más arregla-fotos que creadores.
Resaltó que fotógrafos que trascienden son los que construyen sobre el conocimiento de la historia de la disciplina, de donde viene y a dónde puede ir.
Él está por entrar a una etapa más experimental, se dedicará el retrato, pero como él lo ve, “no es la foto bonita, quiero retratar a la persona fea, gorda, bonita, flaca o como sea, pero quiero ir más allá a través de la fotografía, quiero retar el concepto de lo atractivo, porque muchas veces hay personas a las que no nos detenemos a ver, pero cuando empiezas a observar sus rasgos físicos y platicar con ellas, te das cuenta que en el mundo hay gente muy bonita y la belleza física es efímera y en constante estado de transformación”, finalizó.